Duribland, 500 ml

Perfecto reblandecedor de durezas y quitacutículas que permite retirarlas sin cortes ni limaduras.

Ventajas y beneficios:

  • Sin remojo previos.
  • Tratamiento efectivo y sin dolor.
  • Sin riesgo de contagios.
  • En pocos minutos resalta a la vista.
  • De uso muy aconsejable para diabéticos puesto que no hay riesgo de corte.
  • Incluye espátula o palito de naranjo para retirar las cutículas y durezas reblandecidas.

Para quitar cutítulas:

  1. Poner un poco de algodón seco que cubra cutículas y durezas de la piel del contorno de las uñas. 
  2. Gotear con Duribland hasta empapar el algodón, con tanto líquido como sea capaz de retener. 
  3. Dejar reposar de 3 a 5 minutos. Transcurrido el tiempo de actuación, levantar el algodón, efectuar barrido de cutículas y durezas reblandecidas mediante la espátula que se adjunta. 
  4. Cepillar la zona tratada con un cepillo de uñas seco. 
  5. Lavar con agua y, una vez seco, aplicar una crema nutritiva efectuando un ligero masaje.

Para quitar durezas:

  1. Cubrir la dureza con una capa de algodón seco. 
  2. Gotear con Duriblandhasta empaparlo, con tanto líquido como sea capaz de retener.
  3. Dejar actuar durante 10 minutos, añadiendo gotas de Duribland periódicamente que garanticen un contacto inmediato, apoyar perpendicularmente la espátula Duribland y presionar, efectuar un barrido para retirar la dureza reblandecida.
  4. Repetir esta operación tantas veces como se precise para eliminar la dureza hasta el nivel deseado. Se puede usar el mismo algodón remojándolo de nuevo. 
  5. Llegado este punto, cepillar la zona tratada con un cepillo de uñas seco para obtener un perfecto acabado.
  6. Lavar con agua y, una vez seco, aplicar una crema nutritiva efectuando un ligero masaje. 


Atención: No debe utilizarse para la cara, ni para pieles sensibles o heridas.